Páginas

miércoles, 9 de octubre de 2013

Juicio al "clan Jodorovich"

El pasado 30 de septiembre comenzó el juicio al presunto líder del clan Jodorovich y a algunos de sus miembros por asesinar presuntamente a un hombre, cuyo cadáver apareció en octubre de 2007 descuartizado en nuestro término municipal, concretamente en La Marañosa. Los procesados se sentarán en el banquillo de los acusados por un delito de asesinato alevoso y por tenencia de armas de fuego y serán juzgados por un Jurado Popular de la Audiencia de Madrid. Por el primer delito se enfrentan a 24 años de cárcel y por el segundo, a dos años.

Según el fiscal, los acusados se pusieron de acuerdo en octubre de 2007 para matar a un colombiano de 31 años, R.H.M., planeando llevarle a una vivienda para asesinarle a tiros con su propia pistola. Para ello, dos de los acusados se pusieron en contacto con el líder para que se trasladara a Madrid para el desarrollo del plan. A su llegada, contrataron a varias personas, quienes contactarían con la  víctima en la tarde del 20 de octubre de 2007.

El asesinato se produjo en una vivienda situada en la C/Juan Portas. Tras ello, los procesados procedieron a desmembrar el cuerpo de la víctima y a descuartizarlo para meterlo en bolsas separadas. Los restos se hallaron en La Marañosa. Sin embargo, según las últimas informaciones publicadas, el acusado ha negado que tuviera nada que ver con la víctima y ha señalado que ni siquiera le conocía, aunque según la acusación ordenó su asesinato y posterior descuartizamiento por una deuda de 200.000 euros.

Afirma además, el presunto líder del denominado clan Jodorovich, que otro de los acusados que le incrimina mantiene una enemistad con él al haber tenido "un rollo" con su mujer en 2006. A pesar de la negativa de este acusado, los otros dos han mantenido durante su declaración ante el Tribunal que fueron reclutados bajo amenazas por el primero y que éste disparó a la víctima en un piso de Vallecas.

La noticia tuvo bastante repercusión en su día y generó conmoción entre los vecinos, poco acostumbrados a este tipo de noticias. De hecho, la propia Guardia Civil bautizó esta operación como "operación Puzzle" debido a lo complicao que fué. Tres años de investigaciones finalizaron en diciembre de 2010 acusando como autor material a Joaquín Juan Fernández, un hombre de 26 años que fue arrestado en Barcelona y que era considerado jefe del clan.

No hay comentarios: