Páginas

viernes, 17 de febrero de 2012

Síntesis de la reforma laboral

La reforma laboral aprobada por el Gobierno el pasado viernes 10 de febrero continúa en boca de todos tras las medidas que incluyen, como la facilitación de la indemnización por despido en 20 días, un nuevo contrato indefinido para las pymes o la adjudicación de nueve meses en caída de ingresos como justificación del despido objetivo. No obstante, el Gobierno ignora que estos cambios revelan el auténtico espíritu de la Ley: reforzar el poder empresarial y debilitar las condiciones laborales de los trabajadores. Esta reforma ha sido ampliamente apoyada por la CEOE y duramente criticada por los sindicatos. A continuación se muestran una síntesis de las medidas más polémicas de la reforma:
  • Abaratamiento del despido: el despido improcedente será indemnizado con 33 días por año trabajado (hasta ahora era de 45 días), con un máximo de 24 mensualidades. Se respetarán los derechos adquiridos: a los contratos ya existentes se les aplicará la indemnización de 45 días hasta la entrada en vigor de la norma, es decir, hasta el pasado viernes. A partir de entonces el cómputo se realiza con los 33 días.
  • Despido de 20 días por motivos económicos: bastará una caída de ventas o de ingresos durante tres trimestres para que una empresa utilice el despido procedente, tanto individual como a través de un ERE, que ya no necesitará autorización previa. En este caso, la indemnización será de 20 días. Si el trabajador no está de acuerdo, puede recurrir a los tribunales. Si el juez entiende que tiene razón, se abre la vía a recibir la indemnización de 33 días en vez de 20.
  • Sueldos más bajos: los empresarios podrán bajar el sueldo a los trabajadores sin necesidad de acuerdo, simplemente por razones "económicas, técnicas u organizativas". En el caso de que se rebajen los salarios de forma colectiva, la empresa sí tendrá que abrir un período de consultas con los representantes de los trabajadores. No obstante, si este acaba sin acuerdo, el empresario podrá imponer su criterio. Entonces, los empleados tendrán que aceptar las condiciones o perder su trabajo con una indemnización de 20 días por año de trabajo y con un máximo de nueve mensualidades.
  • Sin convenio colectivo: la reforma facilita la no aplicación del convenio colectivo. Bastará con que la empresa registre dos trimestres consecutivos de disminución de ingresos o ventas para que el empresario pida la inaplicación de las condiciones de trabajo fijadas por el convenio. Entonces, empresa y trabajadores sí tendrán que llegar a un acuerdo. De no hacerlo, se acudirá a la mediación. El decreto ley no precisa de qué forma tendrán que justificar los empresarios las pérdidas o caídas de ventas.
  • ERE exprés y unilateral: la nueva regulación agiliza los despidos colectivos porque la ley elimina la autorización previa del Ministerio de Trabajo. Solo hará falta comunicarlo para que recabe un informe de la inspección de Trabajo. Al suprimirse la autorización administrativa, es el empresario el que decide las condiciones de la extinción de contratos. Antes, la autoridad laboral podía devolver un ERE no acordado, lo que abría a los sindicatos la posibilidad de mejorar las condiciones de salida para los empleados. Ahora, el empresario puede plantear un despido colectivo de 20 días por año con un máximo de 12 mensualidades. Si los trabajadores no están de acuerdo, se recurrirá al juez, que solo se limitará a verificar si se cumple los requisitos exigidos por el despido objetivo.
  • Despidos por absentismo justificado: las empresas podrán despedir a un trabajador por un absentismo justificado del 20% en dos meses o un 25% en cuatro meses. Cualquier persona podrá ser despedida si está enferma entre 9 y 20 días en un plazo de dos meses, aunque sea en días intermitentes. Hay excepciones: no computarán como faltas de asistencia los accidentes de trabajo, maternidad, paternidad, enfermedades causadas por el embarazo o bajas por violencia machista. Si un trabajador está enfermo más de 20 días seguidos con una baja reconocida por el médico no podrá ser despedido.
  • Más responsabilidad con el mismo sueldo: el trabajador solo podrá reclamar el ascenso y el reconocimiento de nuevas responsabilidades "en el caso de desarrollar funciones superiores a las del grupo profesional por un período superior a seis meses durante un año u ocho durante dos años". Es lo único que podrá reclamar, el ascenso de categoría, no de sueldo.
  • Contratos de tiempo parcial con salarios bajos: el impulso a esta modalidad de contratos se hace para intentar que los trabajadores puedan "compatilibilizar el empleo con los estudios y con su vida familiar". En realidad se trata de contratos de bajos salarios para cubrir picos de actividad en empresas de baja cualificación.
  • Contratos indefinidos: nueva modalidad de contrato para pymes y autónomos con empresas de menos de cincuenta trabajadores. El período de prueba de estos contratos será de un año. El empresario tendrá una deducción fiscal de 3.000 euros cuando contrate a su primer trabajador, siempre que sea menor de 30 años. Los empresarios que contraten a un trabajador que estaba desempleado podrán deducirse el 50% de la prestación que estuviese cobrando. Por su parte, el empleado podrá recibir junto a su sueldo, el 25% de esa prestación.
  • Contratos de formación: la edad máxima para acceder al contrato de formación y aprendizaje será de 30 años hasta que la tasa de paro baje del 15%.
  • Delegados sindicales sin privilegios: el Estatuto de los Trabajadores vigente hasta ahora impedía que los delegados sindicales fueran los primeros en ser despedidos durante un ERE. Desde el pasado viernes ya pueden ser despedidos con los demás. Los trabajadores con cargas familiares o las personas con discapacidad tendrán prioridad de permanencia en la empresa si así se pacta en el convenio.
  • Menos especialización: el sistema de clasificación por categorías profesionales desaparece. Empresa y trabajadores tendrán que pactar un sistema de clasificación en grupos profesionales más generales.
  • Convenios sin vigor solo dos años: los convenios que caduquen solo están en vigor dos años si no hay antes acuerdo para su renovación. El Gobierno pone este límite "para incentivar los acuerdos entre empresa y trabajadores".

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Y en nuestro querido ayuntamiento encima tiene una aplicación especial, mientras por un lado despiden trabajadores, por otro ascienden a funcionarios, crean plazas nuevas con un buen sueldo para un amiguete, y ahora ascenderán a un par de albañiles, que "CASUALMENTE" serán también amiguetes pelotillas. ASI FUNCIONA ESTE EQUIPO DE DESGOBIERNO.

Anónimo dijo...

POR TODO ESTO DEBEMOS IR TODOS EL DOMINGO A MADRID A PROTESTAR POR LA NUEVA REFORMA LABORAL, ESPERO VER ALLÍ A MUCHA GENTE.

Anónimo dijo...

NOS FASTIDIAREMOS TODOS, PERO LOS VOTANTES TAMBIEN, QUE NO SE OLVIDEN TODOS LOS VOTANTES DEL PP CUANDO EL PESO DE LA NUEVA LEY CAIGA SOBRE SUS ESPALDAS O LAS DE SUS FAMILIARES...

Anónimo dijo...

En este foro ahora no se publica nada que critique a socialismo o sindicatos, mismo perro con distinto collar, ¡que verguenza¡

Anónimo dijo...

Me parece fenomenal que los delegados sindicales, tengan la misma prioridad de estar en la calle cuando haya un ERE en la empresa, yo se de alguno que se hace delegado, mejor dicho, se hizo delegado solo por eso para que no vaya a la calle, y encima no hacen nada, son trabajadores como todos que luego van de listillos.

Anónimo dijo...

No si al final acabaremos llendo a trabajar y teniendo que pagar a los jefes. Que bien miran los politicos por mejorar el pais.

Anónimo dijo...

Pues a mi me parece muy mal la reforma laboral porque se carga la negociación colectiva y deja a los trabajadores desprotegidos ante abusos.

¿qué era necesaria una reforma laboral? Puede ser, pero está no.

¿qué es necesario más flexibilidad? puede que si, pero de esta manera no.

Si hay pérdidas no prevista los trabajadores tienen que flexibilizar, y comprender que hay que bajar los salarios, pero...¿qué ocurre cuando hay ganancias o beneficios mayores de los previstos? que a los trabajadores el salario no se lo van a subir.

Por tanto es injusta y desequilibrada.

Anónimo dijo...

En cuanto a los sindicatos
¿qué tienen que mejorar?, SI,
¿qué hay que criticarlos? SI,
¿queé hay que presionar para que no se corrompa? SI,
¿qué hay ovejas negras? SI,
PERO QUE HAY QUE APOYARLOS. TAMBIÉN.

Todo se puede hacer al mismo tiempo y a la vez, no es incompatible.

Anónimo dijo...

Los sindicatos todo lo arreglan con la huelga, y casi muchos la hacen por miedo a que te peguen, y salimos perdiendo los currantes como siempre 1 día de huelga un paston que te quitan, ya están pensando en hacerla el día 29 de Marzo, y no se enterán que no queremos huelga, queremos soluciones, después de la huelga todo sigue igual, pero con menos dinero en las nóminas, a mi no me representan tampoco ellos, los sindicatos.